Content

Reseñando: Gilgamesh - HORA CERO

23 de agosto de 2008



Primero que nada, para los que no conozcan al personaje creo que es menester que lean esta pequeña descripción que nos llega desde wikipedia:


“Gilgamesh el Inmortal es una historieta creada por el dibujante argentino Lucho Olivera (1942 - 2005), basada en la antigua leyenda sumeria de un hombre que busca la inmortalidad de los dioses. Pertenece al género de ciencia ficción y fue publicada a partir de junio de 1969 por la Editorial Columba”

Las eternas aventuras del joven sumerio, Gilgamesh nacen en una oportunidad cuando desde los cielos marcianos, una nave junto a su tripulante cae hacia los suelos terrestres. Gilgamesh el joven habitante de Uruk se dirige en busca de aquel astro que vio caer desde los cielos para encontrarse con un Marciano que le otorga el don de la inmortalidad.



Pero no es sino unos 10.000 años más tarde cuando empieza la historia que toca reseñar en el día de hoy. La edición es Argentina, así que no se si pueda llegar hacia confines Mexicanos u Españoles. Se nos presenta en un tomo de 128 paginas, una recopilación de capítulos que conforman “HORA CERO”



En esta historia que fue publicada originalmente en los 70’s se nos muestra a un Gilgamesh arto de su condición de Dios. Se nos presenta un mundo devastado por el “Hongo”, un mundo en el que ya no hay sonidos, un mundo en el que ya no hay atmósfera...solo Gilgamesh, expectante ante cualquier manifestación de vida.



Realmente Gilgamesh es comparable desde el punto de vista literario con el ya legendario Eternauta. Es algo muy curioso ver a Gilgamesh adorando a los que alguna vez fueron sus Dioses cuando ya ni sus leyendas sobrevivieron. El principio de la historia es realmente suculento. Un Gilgamesh puramente retrospectivo, algo inmaduro en comparación a la edad de las estrellas, pero por sobretodo pensante, relatando el final de la humanidad. Las voces en OFF`S las metáforas y la forma de narrar la historia es en parte lo que mas me interesa de este comic. El dibujo es un claro portal hacia lo que fueron los comics de los 70’s con esas mujeres de ojos estilizados, labios voluminosos y largos cabellos.



La división de la historia, los capítulos están perfectamente ubicados, aunque lo importante de la historia no son los seres que Gilgamesh tiene que vencer o a los retos que debe enfrentarse, la verdadera finalidad de esta historia en particular es conocer en verdad al verdadero Gilgamesh, recordando en forma de Flashbacks. Aunque como trama secundaria se nos presenta uno de los mayores reto del protagonista, repoblar la Tierra cuando, en un domo cubierto por las eternas nieves himalayas encuentra custodiados por un extraño y peludo ser a los doces humanos que fueron resguardados por los dioses en caso de la desaparición de los humanos.


Una obra que merece ser inmortalizada, para los amantes del Eternauta, para los amantes del Space Opera. Una obra para devorar en una sola noche, bajo la luz de la empolvada lamparita...

6 Comentarios:

Okita Soji at: 24 de agosto de 2008, 17:35 dijo...

Sabes lo que te mandás vos en una sola noche... el cuero peneano, cuerero. Después la voy a leer, total abro tu armario y ahí está.

Juls at: 25 de agosto de 2008, 10:15 dijo...

Tu comic-prólogo esta muy bien, ¿cuándo habrá más?
Espero que alguien le de una buena patada en el culo a ese nuevo Dios.

Okita Soji at: 25 de agosto de 2008, 17:41 dijo...

No, cómo dice eso del Dios... cómo 1.000.000 y usted le habla así.

Warrior at: 26 de agosto de 2008, 11:57 dijo...

Ya conocia este personaje de los sumerios, nunca habia escuchado de este comic, suena muy llamativo ,Lastima que de seguro nunca lo conseguire sindo de México .

Cuentanos mas sibre el si queires .

YAWAR at: 4 de octubre de 2008, 11:46 dijo...

entra pronto a www.sapainka.net

ahi posteare unos links realmente buenos

Ismael Fancito. at: 26 de diciembre de 2008, 12:37 dijo...

Precisamente acaban de distribuirlo en España. Yo solo conocía parte de la etapa con guiones de Robin Wood que se publicó durante los años ochenta en los ocho números de la revista de historietas Mark 2000 y esta saga me ha parecido maravillosa.
Es extraño que siendo ya tan vieja me haya recordado a Swamp thing.